CRÓNICAS DE LA VILLA DE FUENTELCÉSPED

Creando futuro, recuperando el pasado

miércoles, 15 de abril de 2015

Efectos del terremoto del 1 de Noviembre de 1.775 en la Villa de Fuentelcésped.

Efectos del terremoto de la época de la Ilustración en la Villa de Fuentelcésped.



El 1 de noviembre de 1755 uno de los mayores terremotos de la historia moderna destruyó casi por completo la ciudad de Lisboa y costó la vida a cerca de  10.000 personas, aunque otros autores lo rebajan a la mitad y otros lo elevan a 15.000.
Era el día de Todos los Santos, sus efectos se dejaron sentir en Europa occidental, tuvo lugar entre las 9,30 h y 9,40 horas y fue de una gran virulencia que pudo llegar a tener una intensidad de 9 en la escala de  Richter, y una magnitud de 6.5. Lógicamente sus efectos se notaron en casi toda la Península y en gran medida en la meseta castellana.
Su epicentro se localizó al N.O. del Cabo San Vicente (Coordenadas 10° 0' W - 36° 30' N.) Produjo un tsunami de casi 15 m de altura. Que por supuesto no paso ni a extramuros de Lisboa interior. Lo cierto que el pánico que pudo producir tal movimiento sísmico en una villa de más de mil habitantes, que era la población que por aquella época contaba nuestra localidad -Fuentelcésped- , debió de ser de “agárrate y no te menees”.
Lo cierto que noticias  publicadas en la época son bastante contradictorias, la primera nos parece asaz exagerada por la duración; lo que no quiere decir que a algún vecino los segundos se le volvieran horas:

Grabado de los efectos producidos por el terremoto en Lisboa

Una de las características más sorprendentes que tuvo el terremoto fue su excesiva duración, lo que indujo a incluir en la encuesta real la pregunta sobre el tiempo que había durado este gran acontecimiento. Aproximadamente, la mitad de los encuestados aporta este dato con una gran dispersión en las contestaciones, variando desde el medio minuto en Vilanova de la Muga (Gerona) a la media hora en Niebla (Huelva), Fuentelcésped (Burgos) o Alhóndiga (Guadalajara). Más parece que la mayoría de los informes tienden a la exageración, con una tendencia clara hacia los siete y ocho minutos, justamente la mitad de un cuarto de hora.

Por otra parte, otra crónica tan casi – exacta como farragosa, nos convence algo más sobre la duración del seísmo en Fuentelcésped, con datos muy concretos aportando nombres y apellidos:

[368] FUENTELCÉSPED (Burgos) Burgos. Señor Intendente: Como Alcaldes, Regidores, y Procurador de esta villa, habiendo recibido su carta fecha 15 de el que rige sobre que la voluntad tan justa de S. M. (que Dios guarde) intenta averiguar los lances que acaecieron en el terremoto, podemos decir: Que en este pueblo, en el día y festividad de todos los Santos, como entre nueve y media y diez de la mañana, se sintió así en esta Iglesia y casas un temblor en que se presumía ruina, por la razón de que tuvo este temblor por tres términos, por lo que se movían a una parte y a otra todos los edificios, y la gente, aturdida, sin saber lo que era, sólo sí retirándose, y saliendo a las calles, y plazas, con la destemplanza de cabezas y cuerpos de las gentes, a modo de desmayo. Esto duraría como minuto y medio de hora [sic] y, según noticias claras, sucedió este temblor en todos estos lugares de la circunferencia a una misma hora. Apéndice II: Transcripción de los documentos del Archivo Histórico Nacional 333 Nadie descubre ni puede decir en qué habrá dependido; sólo sí todos atónitos y aturdidos, porque en estos países los nacidos y vivientes no dan noticia de haber sucedido semejante temblor, o terremoto. Luego, sin dilación, determinó esta villa y sus vecinos, con el clero, hacer rogativas a María Santísima dándole gracias nos hubiese librado de estos ahogos nunca vistos en estos países. No han sucedido desgracia alguna en templos, casas de habitaciones, fuentes, ríos, montes, ni ganados. Que es los que podemos decir, y la verdad, sin cosa en contrario. La Divina Majestad guarde a V. S. muchos años. Fuentelzesped [= Fuentelcésped], y noviembre 27 de 1755. Besan la mano de V. S. sus mayores servidores, Gabriel Gómez, Inocencio Gaitero, Andrés González, Joseph Gonzalo Martín de Balderrama, Andrés Lara (Escribano del Ayuntamiento) Señor Intendente de la ciudad de Segovia [quien lo remitió el 3-XII-1755]. (Transcripción de los documentos del Archivo Histórico Nacional)
(Los efectos en España del Terremoto de Lisbóa 1-11-1775- monografía nº 19 Ministerio de Fomento) José Manuel Martínez Solares



Lo que es cierto también, y ello está constatado, que a los pocos días de producirse el seísmo, en agradecimiento al no haber existido víctimas entre la población y los bienes materiales no se inmutaron en absoluto, el párroco o presbítero, entonces de la localidad: Manuel Rodriguez Rionegro (conocido como el cura Rionegro) que vivió en Fuentelcésped a cargo de su curato toda la época de la Ilustración del Marqués de la Ensenada y el reformismo borbónico del siglo XVIII; compuso la famosa “Novena a la Virgen de Nava” en agradecimiento a su bondad benefactora en cuanto a la vida de los fuentelcespenses.
Aprovecho para comentar, que a pesar de insistencias sin fundamento matemático, que el año 1755 NO fue bisiesto.



N.- lo publicado en letra cursiva son la transcripción exacta de los documentos originales. Igualmente se habrá observado que existe algo raro en el segúndo documento, puesto que Fuentelcésped hasta 1833 perteneció a Segovia y NO a Burgos que fue a partir de esa fecha, con la conocida división territorial de Javier de Burgos; entonces secretario de Estado de Francisco Cea Bermudez.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada