CRÓNICAS DE LA VILLA DE FUENTELCÉSPED

Creando futuro, recuperando el pasado

lunes, 1 de febrero de 2016

El escudo heráldico de Fuentelcésped

El escudo heráldico de Fuentelcésped

Los primeros datos, solo en imágenes, que nunca descritos en forma literaria, proceden del dibujo inserto en la misma carroza de la Virgen de Nava, el cual se cree que se grabó aproximadamente en el año de 1.761, año que se dora y charola la carroza, donde destaca con todo lujo de detalles la fuente con sus dos caños, que desde una época contemporánea, junto con los lavaderos, tiene su origen la fuente remodelada que podemos contemplar actualmente y que se ha convertido a través de estos más de dos siglos de existencia en el símbolo de la Villa, máxime cuando la primera parte de su nombre procede de la citada fuente, cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos. Lo que no tenemos claro son las anotaciones a los margenes de la fuente que parecen posteriores, aunque del dibujo, según se dice, que no cabe duda de su antigüedad; al menos así nos lo afirman algunas personas de la localidad.

Escudo grabado en la carroza de la Virgen de Nava

Casi de un modo paralelo, y si nos remontamos también al siglo XVIII encontramos en los archivos municipales de la época, el sello oficial de la villa de Fuentelcésped plasmado en infinidad de documentos; y hasta hace poco dicho sello estaba localizado en algún cajón de alguna mesa de la Casa Consistorial.

Lo cierto es que a lo largo del tiempo hasta finales del milenio pasado, de modo más o menos discreto, el escudo con la fuente de dos caños ha ido apareciendo en más de algún documento o dibujo pero con poco interés por parte de las autoridades municipales que en ningún momento hicieran gala de realizar una propuesta para su consolidación como escudo de la Villa, bien este o algún otro "alternativo".

Sello original que se conserva en la Casa Consistorial

Un documento fechado en Segovia, a 25 de julio, 1991 que remite un conocido vecino de Fuentelcésped, lamentablemente fallecido: don Ángel García Sanz, catedrático de historia económica de la Universidad de Valladolid, al alcalde del municipio donde aprovecha para dar unas instrucciones históricas para argumentar la conveniencia de la restauración del humilladero – construcción más antigua documentada en esta villa – de paso este erudito de la historia, tan comprometido con su pueblo y su historia, indicaba a continuación en dicha epístola:

Por lo demás, ¿No habéis pensado que el pueblo puede contar con una excelente bandera propia?. Yo encontré en el archivo unos sellos que antiguamente servían para sellar los documentos que salían del Ayuntamiento, en que aparece una fuente y algo más (césped, quizá si mal no recuerdo). Los entregué al secretario e entonces y sé que están en un cajón de alguna de las mesas del Ayuntamiento. Encontrarlos y que alguien haga un dibujo igual que luego pueda ir copiado en la tela. Sería estupendo que en el balcón del Ayuntamiento figurara esa bandera junto a la de la provincia, la de la Región y la de España. Al menos los días de fiesta. Así los forasteros se enterarían de que tenemos una gran historia y una gran tradición. Pensar en esta idea en el Ayuntamiento. No costaría nada…

Dedicada a la memoria de D. Ángel García Sanz

La bandera, que se sepa, no se llegó a llevar a cabo, aunque por esos tiempos tan cercanos proliferó dicho escudo por varios lugares del término municipal, a citar el merendero conocido por el nombre de “Los Tercios” muy próximo al ya citado humilladero, donde en su lienzo sur destaca labrado en piedra caliza entre piedra de mampostería que conforma dicha construcción, y que en sus orígenes (como casi todos los merenderos) fue uno de tantos lagares con los que contaba la Villa.



Asimismo camino de la Ermita – Santuario de la Virgen de Nava, y en el margen izquierdo de la carretera pasado el arroyo de la Nava, y junto a la chopera, una moderna fuente construida con bloques de piedra caliza, es rematada por un escudo sobre chapa metálica, idéntico a los anteriores, es decir…la fuente con sus dos caños, aunque en este caso ha sido coloreado.


En fin, fueron escudos que durante al menos dos siglos, han conformado mediante los mismos la identidad de un pueblo reflejado en dichos emblemas, hasta el punto que eran conocidos por los vecinos de la Villa y foráneos hasta el punto que algún que otro vecino tuvo una copia decorativa en su hogar.


A mediados de 2007, el pleno municipal decide inscribir de un modo legal en la Junta de Castilla y León tanto el escudo de la población como su inexistente bandera en esos momentos. El encargo de dicho estudio se le solicita al entonces Cronista Oficial de la provincia de Burgos: Fray Valentín de la Cruz, bajo la supervisión -o colaboración- de Mª Concepción López Saiz (Diplomada en Genealogía y Heráldica) al parecer desde que Angel García instó a realizarlo, la buena voluntad para hacerlo se durmió en los laureles. 

 Es por lo que a veces me da que pensar que el nivel más alto de ignorancia, es cuando se rechaza algo de lo cual no se sabe nada.


Así que en un documento de fecha 5 de noviembre de 2007, se remite al Ayuntamiento de la población, que consta de 14 folios donde tras un exhaustivo estudio desde sus orígenes, que fray Valentín los sitúa en el siglo X, finaliza dicho escrito citando paso a paso la composición tanto del escudo como de la bandera:

ESCUDO Cortado y Medio Partido: primero en gules, dos columnas salomónicas lisas, con basa y capitel, al jefe derecho  escudo de Castilla en oro, y al jefe izquierdo creciente de plata y surmontada por estrella de lo mismo, de ocho puntas. Segundo, en oro, de cepa generosa con racimos de sable y hojas de sinople. Tercero, en sinople, fuente de plata, con dos caños y mazonada de sable. Al timbre, corona real cerrada.
Así apreciamos, sobre victoria con sangre, la sensibilidad de la villa de FUENTELCÉSPED en su castellanidad (castillo de oro) y su apreciación fundamental del hecho religioso y del arte que exige (columnas salomónicas de un altar parroquial), así como el recuerdo del integrado poblamiento de SANTIAGO de NAVA (Estrella) y su Virgen de Nava (Luna de plata). En el segundo cuartel apreciamos el valor de la cepa y de su hijo el VINO, que es el principal motivo económico de la Villa, en toda su Historia; por la importancia colocamos la cepa en campo de oro. Tercero, en plata, mazonada de sable y con los caños manantes, la conocida fuente, terraza de sinople, que da nombre a FUENTELCÉSPED. Al timbre, Corona Real cerrada que exige el protocolo, señalando el Reino de España, porque en este nombre glorioso se encierra la Patria y el amor y respeto de todos los hijos de la Villa.
Así, tal y como se indica, este escudo al igual que la bandera -cuyo estudio de vexilología desconocemos- es enviado en el año 2008 desde el Ayuntamiento fuentelcespense, por acuerdo de Pleno de 24 de Junio de 2008, a la Junta de Castilla y León, para su comprobación y registro oficial, según figura en el siguiente documento



Ojo, hemos dicho aprobación por el Pleno Municipal, con lo que queremos salir al paso sobre rumores infundados que nos quieren indicar que dicho acuerdo fue sometido a una especie de referéndum entre los vecinos de la Villa, cosa que nunca fue así, la mayoría de los vecinos tuvieron noticia de tal y escudo (y bandera) una vez fue aprobada por la Junta.
Como siempre existieron y existen quienes apoyan la elección de tales símbolos, mientras una gran parte de los vecinos, posiblemente la “facción más conservadora y tradicional” miran con cierta nostalgia el escudo primitivo, sin que por ello exista ningún vinculo legal de volver nuevamente a este escudo primigenio de la Villa.

Sin embargo, haciéndose eco de este grupo de seguidores del escudo clásico, y de un modo no vinculante en absoluto, el experto en vexilología y heráldica peñafielense don Daniel Sanz Platero, de modo totalmente altruista y desinteresado, realizó muy recientemente –año 2015- un nuevo estudio general, tanto de bandera como escudo que aparte de asemejarse al primitivo, sin gozar de ninguna oficialidad en absoluto, ha regalado a la Villa este proyecto para poderle convalidar en el registro, si procediese con el anterior, ardua tarea que le compete exclusivamente y en principio al Pleno municipal para poder iniciar gestiones nuevamente con la Junta de CyL si así quedase aprobado. Al menos, y como se ha comentado, el nuevo escudo es una copia prácticamente a aquel que fue cambiado por el de 2008.

Así a continuación reproducimos la documentación de estos símbolos, con los comentarios del autor:

Este estudio heráldico tiene como objetivo el recoger y anotar las diferentes informaciones históricas, de tipo heráldico, para dotar al Ayuntamiento de Fuentelcésped, en la Ribera del Duero Burgalesa, de un escudo de armas propio y una bandera.

Los símbolos propios, identificativos, como población y Ayuntamiento, tienen que fundarse en la tradición y en los elementos tanto geográficos como históricos. Los símbolos identifican a un pueblo a través de los años. En numerosas ocasiones, fruto del devenir histórico, existen casos de adopción de diferentes simbologías, vigentes durante unos años, que son posteriormente derogadas en base a otros criterios diferentes de los equipos de gobierno, conllevando posteriormente su derogación, sustituyéndolo por otros diseños.

Precisamente, al establecer una serie de símbolos propios, hemos de darnos cuenta de su permanencia a través de los años, que los mismos identifiquen tanto a los habitantes de la población en los momentos actuales y en momentos futuros. El interés de adoptar unos diseños fundamentados en criterios históricos propios hará, sin duda, que los diseños que ahora proponemos cuajen como propios y se perpetúen en el tiempo, en el deseo de ser buenos para la población de Fuentelcésped.

Este informe recoge en diferentes puntos tanto las consideraciones históricas, de las cuales nos basamos para la adopción de un nuevo escudo y bandera, junto a las descripciones heráldicas de las mismas y el contexto histórico de adopción de escudo y color de la bandera.

1.      Consideraciones históricas.
Fuentelcésped, poseía un escudo antiguo, identificado como una fuente situada en la mitad del campo, dentro del escudo. Este diseño aparece en la parte trasera de la carroza de la virgen de Nava y en algunos escudos colocados en casas particulares.

Consideramos que la fuente es símbolo propio de la villa, y por ello, lo adoptamos en este diseño que presentamos, respetando esta premisa como principal. El diseño de la fuente es la propia situada en la villa, dibujada de frente, con sus dos caños y pilón inferior. Nos apoyarnos en ella al existir tradición histórica de su representación.
 
Diseño vigente del escudo de Fuentelcésped (2008).

Aparte de ello, en el diseño que presentamos ahora, adoptamos asimismo heráldica que fue adoptada en el anterior diseño, del año 2008. En el primer cuartel del escudo adoptado, se representaban dos columnas salomónicas en campo de gules (rojo heráldico), rematadas por un castillo de oro (izquierda) y una media luna de plata (derecha).

Al considerar relevante el contenido de este cuartel heráldico anterior, considerando que ocuparán parte importante en la heráldica, se colocarán en el escudo de la villa, flanqueándolo a derecha e izquierda. De esta manera conseguiremos que puedan notarse estos dos elementos de manera notoria, ya que al estar en el primer cuartel del anterior escudo no se percibía realmente su representación.
2.      Escudo.

El escudo que presentamos para su aprobación tiene la siguiente descripción heráldica:

“Escudo redondeado, de forma española. En el campo, una fuente de plata, de frente,  la propia de Fuentelcésped, con sus dos caños y pilón inferior, sobre campo de sinople (verde). Flanqueando el escudo, dos columnas salomónicas con sus basas y capiteles, de oro, timbradas de un castillo de oro, a la izquierda, y una media luna, creciente, con su estrella de ocho puntas, de plata, a derecha. Al timbre, corona real cerrada.”

El escudo tiene una significación simbólica: La fuente de plata, es la propia de la población, que forma parte de su primer nombre. El campo de sinople (verde) recuerda al césped, que es su segundo nombre. Las columnas que flanquean el escudo recuerdan a la importancia que alcanzó Fuentelcésped en la etapa barroca, en los siglos XVII y XVIII. El castillo de oro, timbre de la columna de la izquierda, recuerda la pertenencia al Reino de Castilla. La media luna de plata, en posición creciente con su estrella de ocho puntas, recuerda a la antigua pertenencia de la población a  la comunidad de villa y tierra de Montejo y a la provincia de Segovia. La corona real cerrada recuerda la pertenencia real de la villa al Rey, y al Reino de España.

3.      Bandera.
La bandera tiene la siguiente descripción heráldica:


“Bandera dispuesta en horizontal. En el campo, en su totalidad de rojo carmesí, se dispone el escudo de la villa, en el centro de la misma. En los cuatro extremos que delimitan la bandera se disponen franjas delgadas de oro”.

La bandera se fundamenta en el color real de castilla, el rojo carmesí. Al igual que otros concejos de Castilla cercanos, como Peñafiel, Cuéllar, o ciudades como Valladolid, León ó Madrid, lo utilizan en sus respectivas banderas. De esta manera se ha considerado como el color más adecuado para el diseño de la bandera. En 2014, el rey de España, don Felipe VI, ha utilizado el rojo carmesí como color del fondo principal para su estandarte oficial.

4.      Historia del Escudo y Pendón de Castilla.
En la época de Alfonso VIII se conserva la referencia al escudo de Castilla, siendo la más antigua la conservada en un manuscrito de Toledo, fechado en 1176. Aunque es probable que se utilizase otras marcas antes de estas fechas. El castillo de oro (dorado) se grabó en las primeras épocas como sello, pero sin colocarlo dentro de un escudo. Parece ser que los colores de las armas de Inglaterra hicieron que, en las fechas posteriores a la boda de Alfonso VIII y Leonor Plantagenet  en 1169, se adoptase el Real escudo de Castilla con sus colores: “Escudo en campo de gules (rojo), sobre el que se coloca, en el centro, un Castillo de oro (dorado), de tres torres”.

En el mandato de Fernando III, se produce la unión de los Reinos de Castilla y de León, en el año 1230. Hubo, por ello, un importante cambio heráldico, cuya referencia se mantiene en la actualidad con el diseño oficial que adoptó la Junta de Castilla y León en 1983.

El pendón de Castilla tiene una historia al igual muy interesante. El rojo, gules en heráldica, ha sido el color de fondo tanto del cuartel de Castilla como del color del fondo del campo del escudo. El color por tanto, cambió a carmesí o púrpura con el tiempo, aunque con una raigambre histórica propia que se ha conservado. En etapas liberales, se consideró el morado el color de Castilla, siendo un error histórico puesto que el color propio de Castilla es el rojo carmesí, color que se propone en este estudio para una futura bandera de la villa de Fuentelcésped.

                                                                                                            Daniel Sanz Platero.

5.      Bibliografía consultada.

·         BRASAS EGIDO, José Carlos: “La platería Vallisoletana y su difusión”, Institución Cultural Simancas, Valladolid, 1980.
·         DE PIFERRER, Francisco: “Nobiliario de los Reinos y señoríos de España”, Tomo VI, Madrid, 1860.
·         MARTÍNEZ LLORENTE, Félix: “Heráldica y Vexilología Municipal de la Provincia de Valladolid”, Excma. Diputación de Valladolid, 2011.
·         DE MOYA, Antonio: “Armas y Blasones de España”, Imprenta de Manuel de Moya, Madrid, 1756.
·         SANZ PLATERO, Daniel:Heráldica municipal: Pendón, Bandera y Escudo de Peñafiel), Libro de Fiestas de Nª Sra. y San Roque, Ayuntamiento de Peñafiel, 2014.

EPÍLOGO:
Más que hacer alguna demostración en el presente artículo o crónica, se ha pretendido documentar a lo largo de un periodo de más de 250 años en la Villa de Fuentelcésped los escudos existentes que han gozado de cierta oficialidad en la villa y sus últimos cambios; sin querer por ello realizar alguna reivindicación sobre alguno de los reseñados concretamente.
También hemos salido al paso sobre un mal entendido acerca del escudo actual que algún vecino, carente de información fidedigna, supone que fue votado en referéndum en el pueblo, nada más lejos de la realidad ya que fue decidido en un Pleno municipal allá por el año 2008.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada